El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) solicitó a la directora del Instituto Nacional Derechos Humanos (INDH), Consuelo Contreras, medidas para prevenir y erradicar la homofobia de las reuniones a la cual convoca la entidad.

Esto, luego de el pasado 29 de enero, una representante de la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu) señalara, en referencia a los dirigentes del Movilh, Rolando Jiménez y Diego Ríos, que “con estos maricones no se puede”.

Los hechos ocurrieron en una reunión convocada en el hotel Gran Palace por la directora del organismo, con el fin de abordar la destitución como cabeza de la entidad del abogado Branislav Marelic.

Al respecto, el presidente del Movilh, Ramón Gómez, explicó que “es alarmante que un espacio convocado por el INDH sea escenario de insultos, más aún cuando las ofensas tienen una connotación homofóbica. Es un deber ético y legal de ellos garantizar que los espacios a los cuales cita estén libres de cualquier tipo de violencia”.

En carta dirigida a Contreras, el Movilh expresó que “doble es nuestro malestar, pues al denunciar en la misma reunión estos hechos, usted no tomó postura al respecto, ni tampoco llamó a erradicar este tipo de agresiones,  lo cual es preocupante”.

“Ningún conflicto, debate, discusión o diferencia, cualquiera sea la naturaleza de ésta, justifica recurrir a ofensas, menos a calificativos abiertamente homofóbicos que dañan la dignidad de las personas en razón de su orientación sexual”, añadió.

En ese sentido, el Movilh pidió a la directora del INDH “una condena clara y por escrito a este abuso” y “la generación de una circular, protocolo o carta donde se establezca que la discriminación no será tolerada en ningún espacio convocado por el INDH, haciendo clara referencia a todas las categorías protegidas por la Ley Zamudio”

También el Movilh pidió a Contreras “que nos haga llegar en breve el nombre de la representante de Codepu responsable de este discurso de odio, para enviar nuestro reclamo formal a tal institución”, y que entregue el “acta completa de la reunión del 29 de enero, y en caso de existir, el audio con la grabación de esa cita”.