El Presidente de la República, Sebastián Piñera, se refirió esta tarde al cierre de la planta de Linares de la empresa azucarera Iansa, la que afectaría a unas 4 mil personas, tanto directa como indirectamente.

Al respecto, el Mandatario señaló que “para que nazca un árbol nuevo, muchas veces tiene que morir un árbol viejo. Esa es la naturaleza humana”.

Además, tras sostener una reunión en La  Moneda sostuvo que “es verdad, se han cerrado algunas empresas, pero también se han abierto muchas otras empresas”.

A modo de ejemplo, el jefe de Estado planteó que “se acaba de aprobar el proyecto MAPA, que va a significar 4.500 nuevos empleos, con una inversión de más de US$ 2.000 millones”.

Respecto al cierre de la planta Iansa en Linares, Piñera dijo que “nos produce una gran preocupación, solidarizamos con los trabajadores, con los remolacheros y con los transportistas”.

Finalmente, aseguró que “Indap va a ayudar para poder superar esta difícil situación”.