Luego que la Cámara de Diputados aprobara la interpelación al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, el secretario de Estado se refirió a esta decisión, valorando que se trata de “una buena oportunidad” para exponer su trabajo ante los parlamentarios.

Al respecto, el jefe de la cartera de Justicia señaló que “es un tema interesante y una gran oportunidad que se me interpele por situaciones de derechos humanos del Gobierno. Hemos expuesto nuestras políticas en la materia y creo que será una gran oportunidad para hacerlo frente a toda la Cámara”.

En ese sentido, el ministro Larraín pidió que “tratemos que este acto sea cívico, que los chilenos se sientan orgullosos de cómo el parlamento resuelve sus inquietudes y diferencias, y en eso vamos a colaborar”.

Respecto a su interpeladora, la diputada Carmen Hertz (PC), el secretario de Estado sostuvo que “tengo la mejor opinión de ella, la presidenta de la comisión de Derechos Humanos. Espero que tengamos un diálogo que permita el esclarecimiento de las cosas que yo pueda dar cuenta, pero que no me pidan que dé cuenta de otras cosas. Espero que no se instrumentalice la interpelación”.

Retiro de proyecto

Cabe recordar que la interpelación se llevará a cabo para conocer las políticas de derechos humanos que tiene contemplado el Gobierno y para conocer los detalles respecto al retiro del proyecto que otorga un aporte reparatorio a las víctimas de la dictadura.

Frente a ello, Larraín explicó que “los antecedentes del retiro del proyecto no dicen relación con el mérito de éste, sino con la situación financiera del país. La situación de financiamiento es la implicación principal del retiro de este proyecto, por tanto hemos señalado que valoramos la iniciativa -en el sentido de la reparación de estos casos- pero lo tendremos que hacer en la medida que el país pueda”.