La grabación, difundida en redes sociales, fue grabada en la región China de Chengdu y muestra a la pareja “interrogando” al roedor.

Enfurecidos, el par preguntan al ratón si “disfrutó” comerse los plátanos, además de preguntar si existían “cómplices” del robo.

En la grabación puede verse al animal sufriendo mientras se encuentra amarrado a una botella durante el transcurso de la interrogación.

Aunque algunos usuarios de redes sociales del país asíatico consideraron que el video es “gracioso”, otros opinaron que se trata simple y sencillamente de un caso de abuso animal.