El Gobierno, a través del ministro del Interior, Andrés Chadwick, se refirió al rechazo de la Cámara de Diputados a la acusación constitucional en contra de tres ministros de la Corte Suprema, a quienes acusaron de “notable abandono de deberes” por otorgarle libertad condicional a reos condenados por delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Al respecto, el jefe de Gabinete planteó que “creo que la Cámara pudo hacer una buena reflexión y mayoritariamente rechazar una acusación constitucional que no tenía ninguna justificación, que estaba fuera de todas las disposiciones expresas en la Constitución, y que debilitaba, lesionaba, lo que es un aspecto fundamental de nuestra democracia, que es la independencia y autonomía del Poder Judicial”.

De igual forma, Chadwick analizó las críticas de parte de la oposición por esta situación, diciendo que “si se ha perdido la acusación constitucional que ellos promovieron, hay que saber perder, y en ese sentido hay otra regla de la democracia: hay que saber respetar las instituciones, saber actuar y ya”

Además, el ministro del Interior señaló que “si algo se somete a votación en la Cámara de Diputados y algunos de los que la han promovido no tienen los votos necesarios, hay que ser respetuosos por quienes sí han logrado ser mayoría”.

Por último, el secretario de Estado descartó intervencionismo por parte del Gobierno, diciendo que “si el presidente de la Corte Suprema le pide una reunión al Presidente de la República, eso es totalmente normal, es parte de la democracia, es el diálogo que debe existir siempre entre las instituciones”.