Luego que la Cámara de Diputados rechazara la acusación constitucional contra tres ministros de la Corte Suprema, la parlamentaria Carmen Hertz (PC) analizó la decisión tomada por la Corporación y aseguró que en la justicia chilena existe una “grieta de impunidad”.

Cabe señalar que la acción fue presentada contra los jueces Manuel Valderrama, Carlos Künsemüller y Hugo Dolmestch, a quienes acusaron de “notable abandono de deberes” luego de otorgar libertad condicional a ex militares condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

La diputada comunista, en conversación con radio Cooperativa, señaló que “la lucha en contra de la impunidad es un proceso en que se van obteniendo resultados muy poco a poco”.

Además, comentó que valoró el hecho que “la cuestión previa fue rechazada, y por otro lado, la desazón de que la acusación constitucional no prosperara”.

De igual forma, Hertz planteó que “aquí no es el tema cuán buena o mala persona es un ministro u otro. El tema son objetivos, fallos. Estos siete fallos, a nuestro juicio, vulneraron gravemente el derecho a la justicia inalienable que tienen las víctimas porque aquí lo que hay es una grieta de impunidad y lo que se pretende hoy es la solución final al tema de los crímenes de exterminio y la justicia transicional”.