El Comité de Derechos Humanos de la ONU instó a Brasil a permitir que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva ejercite sus derechos políticos como candidato en las elecciones de 2018.

Así lo anunciaron los abogados del ex mandatario, Valeska Zanin Martins y Cristiano Zanin Martins, quienes presentaron un pedido en ese sentido junto al también letrado Geoffrey Robertson.

El órgano de Naciones Unidas subrayó además que Lula debe tener asegurado el “acceso a la prensa y a miembros de su partido” y la posibilidad de concurrir como candidato presidencial “hasta que todos los recursos pendientes de revisión contra su condena sean completados en un procedimiento justo”.

Los abogados remarcaron que esta decisión reconoce la violación del artículo 25 del Pacto de Derechos Civiles de ONU y la ocurrencia de daños irreparables a Lula en cuanto a impedirle participar en las elecciones o negarle acceso a la prensa o a miembros de su coalición política durante la campaña.

Ante esa nueva determinación -advirtieron los defensores- ningún órgano del Estado brasileño podrá presentar cualquier obstáculo para que el ex Presidente pueda contender en los venideros comicios hasta que exista una decisión final transitada en juzgado y en un proceso justo.

La nota de los juristas recuerda que Brasil, por medio del Decreto número 6.949/2009, incorporó al ordenamiento jurídico patrio el Protocolo Facultativo que reconoce la jurisdicción del Comité de Derechos Humanos de la ONU y la obligatoriedad de sus decisiones.

La resolución del organismo internacional fue dada a conocer un día después que el ministro del Tribunal Superior Electoral (TSE) Sérgio Banhos impidiera la participación del ex dignatario en el segundo debate televisivo entre los candidatos presidenciales para las elecciones de octubre próximo.