Luego que este martes 7 se conociera el caso de una conductora del Transantiago que debió trabajar con su pequeña hija enferma, el Gobierno comentó esta situación, atribuyéndola a “falta de sentido común” por parte de la empresa que le da el empleo, Express de Santiago Uno.

Así lo dio a conocer el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, quien -en conversación con radio Cooperativa– indicó que “lamentablemente, por un vacío legal y por una falta de sentido común y de humanidad de los empleadores, se llega a situaciones tan poco gratas y tan reprochables”.

De igual forma, la autoridad de Gobierno señaló que “aquí hay una mezcla de problemas: hay un problema legal del cual tenemos que hacernos cargo, pero además hay problemas concretos respecto de estos abusos que se pueden dar y la falta de sentido común”.

En cuanto al vacío legal, Arab dijo que “a raíz de este caso se ha detectado que hay una inconsistencia entre lo que dice la ley y lo que ocurre en la realidad. El derecho a sala cuna es un derecho que tienen todos los menores de hasta dos años, pero las madres tienen solamente derecho a poder ausentarse justificadamente de su trabajo por enfermedad grave de hijo menor de un año”.