Una vez sellado el empate 1-1 entre la selección de Argentina e Islandia, en el debut del Grupo D de la Copa del Mundo Rusia 2018, todas las miradas apuntaron hacia Lionel Messi, quien además falló un lanzamiento penal que podría haberle dado la victoria a la albiceleste.

Tras ello, el mejor jugador del mundo aseguró ante los medios de su país que “me hago responsable de lo que pasó”, dando inicio a unas duras horas del crack, que incluso lo han alejado de sus compañeros.

Así ocurrió el pasado domingo, cuando las familias de los futbolistas llegaron hasta el predio donde se encuentran concentrados, para celebrar el día del padre, donde Messi prefirió restarse. Bien es cierto que su familia no participó de la actividad, pero al “10” no lo hacía reír nadie.

Además, trascendió que el bajón anímico de la “Pulga” se incrementó aún más con el paso de las horas tras el encuentro ante Islandia, ya que la inclusión de la criticada pareja de volantes de corte, Mascherano – Biglia, habría sido sugerencia suya.

Por tal motivo, Jorge Sampaoli espera reflotar a su pupilo estrella con lo que mejor sabe hacer: jugar fútbol. En busca de este objetivo, es que el casildense prepara un equipo más ofensivo, más fiel a su estilo, que potencie las habilidades del crack del Barcelona y que le devuelva la alegría que los trasandinos piden.

Argentina jugará este jueves 21, a las 14:00 horas, ante Croacia, en un duelo que es de “vida o muerte” para los del vecino país, ya que saben que un empate o una derrota, los aleja de ese sueño mundialista.