Autoridades de Quintero dieron el vamos al proyecto “Por un balneario más amigable y accesible”, que es una playa inclusiva que permitirá a personas en situación de discapacidad disfrutar de las bondades del mar durante la próxima temporada estival.

El alcalde Mauricio Carrasco, recordó que “hace casi dos años que inauguramos este borde costero pensando en una bajada para las sillas de ruedas. Hoy estar recibiendo la primera silla anfibio nos pone muy contentos, y entregar dos sillas más nos deja aún más satisfechos”.

Además, indicó que “lo que falta son las ramplas de madera, que están hechas y hay que instalarlas, desde el borde costero hasta la orilla del mar, con lo cual ya se podrá disfrutar de la costa porque además contratamos a tres profesionales para el cuidado de las personas que utilicen las sillas”.

Por su parte, la presidenta del Rotary Club, Romina Calabresse, dijo que “siempre se habla de que Quintero es el balneario del amor, y por qué ahora no decir que será un balneario inclusivo del amor”.

Cabe agregar que entre los elementos técnicos a los que podrán acceder los usuarios se cuentan: dos sillas anfibias hipocampo, un andador Anfibio, una silla anfibia ocean y dos reposeras, artículos que serán complementado con la presencia de profesionales y voluntarios, permitiendo finalmente el buen uso de los elementos e infraestructura.