El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoró hoy que la Fuera Aérea de Chile (Fach) llamara a retiro al cabo Larry Fernando Abarca Escobar, quien atacó a la joven transexual Sherry Campusano el sábado 23 de agosto en Iquique.

A través de un comunicado, la FACh señaló que “el comportamiento o actuar privado de un integrante de la institución deja de serlo cuando infringe la ley y se aleja de las disposiciones reglamentarias institucionales, dañando la imagen de la Fuerza Aérea de Chile.  Frente a este tipo de conductas, la FACh ha adoptado las medidas disciplinarias que su reglamentación establece y ha dispuesto el retiro del funcionario involucrado”

El Movilh, organismo que la semana anterior pidió  al subsecretario de Defensa, Marcos Robledo, y el comandante en jefe de la Fach, Jorge Rojas,  que se llamara a retiro al uniformado; consideró que “la Fuerza Aérea hoy ha hecho lo correcto. Resultaba intolerable que el cabo siguiera en sus funciones, tras la brutal agresión a Sherry. La señal de FACH es que no tolerará estos abusos y eso merece ser reconocido por nuestra institución”.

 “Aquí es cierto que los tribunales deben seguir su rumbo en las investigaciones, pero lo concreto es que la FACH ante la luz de la evidencia  ya podía concluir que se había infringido su propia normativa interna. Esto es una importante señal que calma el dolor de Sherry y su familia”, apuntó la organización.

Esta es la segunda vez que el año que tras una denuncia del Movilh se consigue sanción contra un uniformado de las FFAA.

En junio pasado, y tras una petición del Movilh,  Ejército de Chile decidió sancionar al teniente coronel Juan Pablo Herrera Arce  (en la fotografía) por referirse en forma ofensiva sobre  las minorías sexuales.

A través de cuenta de twitter el oficial Herrera Arce, dijo a un joven gay “Cásate entonces, fleto degenerado”. La reacción tuvo lugar luego de que el joven celebrara en redes sociales la posibilidad de que parejas del mismo sexo pudieran casarse en la Embajada del Reino Unido en Chile.

“La opinión privada de un militar, deja de serlo, cuando públicamente contraviene la reglamentación institucional. En consecuencia, y dado que estas son disposiciones vigentes para el personal del Ejército, en este caso se adoptarán las medidas disciplinarias correspondientes”, indicó en esa oportunidad el  Ejército en un comunicado

La agresión a Sherry

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de agosto a eso de las 5:00 horas A.M a en Avenida Salvador Allende con Quinta, en Iquique, en momentos cuando la transexual Sherry Campusano (21 años, en la fotografía) ejercía el comercio sexual.

De acuerdo al relato de la propia víctima, la agresión se originó a partir de una discusión por “la tarifa”. Acto seguido el victimario la agredió con puños, patadas y una luma, además de arrollarla en dos oportunidades. La brutal agresión provocó, de acuerdo al parte médico, politraumatismo, tec cerrado, contusión pulmonar, fractura expuesta de fémur derecho y luxación posterior de cadera derecha.

La víctima estuvo varios días en riesgo del vital, y aunque ya no corre peligro de muerte deberá ser intervenida en Santiago por el problema en la cadera.