Tres personas fueron detenidas y formalizadas tras ser descubiertas robando especies de un lugar habitado, sin embargo, lo que llama la atención de este hecho es que dos de ellos son familiares directos de Carolina Muñoz, la mujer de 41 años que el jueves pasado perdió la vida en Quintero.

El robo se cometió el pasado viernes, cerca de las 16:00 horas, en la casa del autor confeso del crimen, Raúl González, de 60 años, ubicada en la calle Colón de la ciudad, donde vecinos del imputado dieron el aviso a Carabineros de la presencia de tres personas sospechosas en el inmueble.

Según lo informado hoy por El Mercurio de Valparaíso, dos hombres y una mujer fueron sorprendidos con unos bolsos por los uniformados, declarando que era ropa para la hija de la asesinada, quien está al cuidado de una hermana de la fallecida, pero, en palabras del Capitán de Carabineros, Matías Fernández, jefe de la Subcomisaría de la comuna, “tras revisar sus bolsos, el personal verificó que portaban distintas especies de valor que no decían relación con la intención inicial informada”. Dichas especies consistían en celulares, cheques bancarios internacionales y ropa de hombre.

Los tres implicados fueron formalizados el sábado por robo en lugar habitado en el Tribunal de Garantía de Quintero. Cabe mencionar que uno de ellos era funcionario municipal.