Luego de un fuerte discurso que pronunció el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en Ilinois, en el que arremetió directamente contra el actual Mandatario, Donald Trump respondió irónicamente a su antecesor demócrata.

Al respecto, el magnate republicano señaló durante una recaudación de fondos en Fargo, Dakota del Norte, que “lo vi, pero me quedé dormido. Descubrí que es muy bueno, muy bueno para dormir”.

Trump continuó su explicación diciendo que “estaba tratando de atribuirse el mérito de esta cosa increíble que le está ocurriendo a nuestro país” y acusó a Obama de “presidir la recuperación más débil en la historia de nuestro país” desde la Gran Depresión de 1930.

 

Durante las declaraciones en la Universidad de Illinois, Obama dijo que Estados Unidos “no es normal” bajo Trump y acusó al Presidente de alimentar las divisiones raciales a la vez que socava los principios democráticos.

“Es un síntoma, no la causa”, dijo Obama sobre Trump, y añadió que “está capitalizando los resentimientos que los políticos han estado avivando durante años”.

El ex presidente también defendió su récord contra los ataques casi constantes de Trump: “Recordemos cuándo comenzó esta recuperación”, dijo Obama, quien cerró diciendo que “tengo que recordarles que los números de empleos son más o menos los mismos que en 2015 y 2016”.