Con el objetivo de darle un sello de transparencia y probidad a la Democracia Cristiana (DC), el presidente del partido, Fuad Chahín, contrató a los ex fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, quienes asesorarán a la mesa directiva con propuestas en la materia.

Junto a ello, las propuestas de los ex persecutores deberán abordar materias de penas para delitos como soborno y cohecho, además de garantizar la aplicación de justicia a todos quienes sean investigados en ese sentido, ya sean del sector público o del privado.

Chahín defendió el fichaje de Gajardo y Norambuena diciendo a La Tercera que “tienen gran experiencia en la materia y gentilmente nos ofrecieron su colaboración para hacernos llegar propuestas legislativas y de cambios institucionales sobre la materia”.

Estas ideas serán abordadas en una mesa de trabajo que es presidida por el senador Francisco Huenchumilla, y que se esperan analizar en detalle para presentar una propuesta institucional ante el Poder Legislativo.