Al menos 21 productores agrícolas participarán en el programa Nodo Corfo “Fortalecimiento de las Capacidades de exportación asociado a la Fruticultura Tradicional en la región de Valparaíso”.

La iniciativa, inaugurada en Quillota, se vincula al Programa Estratégico Regional Fruticultura Sustentable, específicamente con el eje estratégico de Promoción y Ampliación de Mercados.

El objetivo de este programa es potenciar y mejorar los estándares de calidad y sanidad de la fruta que será exportada, ampliar la cobertura de certificación de acuerdo a las exigencias de los nichos de mercado, ampliar la oferta de nuevos mercados y nichos especiales.

El Nodo Corfo tiene como propósito entregar herramientas y conocimientos específicos para que los empresarios agrícolas puedan tomar la mejor decisión para acceder a potenciales nuevos mercados internacionales tales como los países asiáticos; así como también, incrementar la relación comercial con mercados atractivos – mediante el acceso a información relevante de éstos – con los cuales ya comercializan, como Estados Unidos, la Unión Europea y Latinoamérica.

Como resultado de este programa, se espera que aumente y consolide una masa crítica de empresas regionales exportadoras.

El gobernador de la provincia de Quillota, Iván Cisternas, sostuvo que “la Gobernación espera participación de los productores en la entrega que hace el Estado, a través de Corfo, de herramienta de competencia, de elementos que le den mayor competitividad en el mercado internacional a nuestros productores”.

Cabe destacar que debido a las nuevas exigencias de inocuidad alimentaria requeridas por algunos países, es necesario conocer, implementar y cumplir con la Nueva Ley exigida por Estados Unidos y otros mercados.

Programa

El programa Nodo para la competitividad (Exportador de Fruta Fresca), busca generar y fortalecer las capacidades exportadoras de más de 21 empresas productoras de Paltos, Cítricos y Berries de exportación, que tengan un nivel de venta entre las UF 4.800 a las UF72.700 y con una superficie desde las 25 a 115 hectáreas productivas y, que hayan exportado sus productos a través de empresas intermediarias.

Fabiana Mendieta, de Exportadora Agricom, destacó que “esto surgió de la necesidad que tenemos de coordinar a un grupo de productores para que estén dentro de la normativa FSMA. Como exportadora no podemos forzar a alguien externo y este nodo permite que los productores se capaciten, no solo para cumplir el papeleo, sino que para que lo implementen como política de campo”.