La incorporación de una flota de hidroelevadoras móviles de dimensiones reducidas para un fácil desplazamiento, además de cientos de dispositivos de telemonitoreo en su zona de concesión, son parte de las novedades del Plan Invierno 2018 que la empresa Chilquinta implementará en la provincia de Quillota para enfrentar las potenciales contingencias asociadas a la estacionalidad climática.

Al respecto, el gobernador Iván Cisternas sostuvo que “esperamos tener un invierno tranquilo, sin embargo, la empresa se ha preparado y coordinado con los y municipios y la unidad de emergencia de la gobernación provincial, así es que estamos tranquilos de lo que tiene a disposición de sus clientes”.

Por su parte, el subgerente de Centros de Servicio de Chilquinta, Roland Saavedra, explicó que el plan “consiste en mostrar de qué forma estamos preparados técnica y comercialmente para atender las distintas contingencias que se puedan generar”.

De paso, se realizó un llamado a que la comunidad dé aviso a la empresa ante la detección de situaciones de peligro y a no realizar acciones temerarias en caso de detectar líneas en mal estado. Misma recomendación para el tema de la poda de árboles.

La activación de este año considera además un mayor despliegue operativo por sectores rurales de la macrozona de concesión en Quillota.