El mal inicio de temporada de Unión Española ha traído una serie de coletazos al interior del plantel hispano. Y es que sumado a la eliminación temprana de Copa Sudamericana, los rojos se encuentran en el undécimo lugar de la tabla de posiciones del torneo chileno. Pero eso no es todo…

Al menos dos violentas peleas se han registrado entre compañeros de equipo: la primera, tras haber quedado en el camino en la competición internacional, cuando el lateral Juan Pablo Gómez responsabiliza directamente al arquero Diego Sánchez de lo sucedido ante el Sport Huancayo de Perú.

Esta situación generó una discusión entre ambos jugadores, la que terminó con una serie de golpes de puño que debió ser interrumpida por los compañeros de equipo en el mismo camarín. ¿Resultado? Martín Palermo, DT del cuadro de plaza Chacabuco, sacó de la titularidad al “Mono” Sánchez.

El segundo incidente vivido en el plantel hispano se registró el viernes recién pasado (Viernes Santo), cuando en medio de un entrenamiento, el delantero Carlos Muñoz sintió que el defensor Ramiro González jugó brusco en reiteradas ocasiones, lo que respondió con un empujón y una serie de forcejeos.

En ese momento nuevamente actuaron los compañeros, intentando separarlos, sin embargo, el zaguero argentino nacionalizado chileno golpeó en medio de la reyerta a Israel Poblete, quien respondió con una fuerte patada que hizo caer a González.

Tras ello, el estratega cortó por lo sano: separó del plantel a Muñoz, González y Poblete, al menos por el partido que disputaron el pasado fin de semana ante Unión La Calera (victoria cementera 1-0).