El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró, a través de una vocería en la Casa Blanca, que astronautas de su país volverán a la Luna; esto, a 48 años de la misión del Apollo 11.

Según indicó el segundo del Gobierno estadounidense, el objetivo del viaje será realizar, desde el satélite natural, misiones hacia el planeta Marte.

Además, explicó que la idea del presidente Donald Trump es “reorientar el programa espacial de Estados Unidos hacia la exploración y el descubrimiento humano”.

Mike Pence finalizó diciendo que otro objetivo trazado por el Gobierno es crear tecnología espacial, con la idea de proteger la seguridad nacional y avanzar en materia militar.