Minutos antes de subirse al escenario del Movistar Arena el pasado viernes, Daddy Yankee fue notificado de la demanda interpuesta por una productora local por la cancelación de su concierto en octubre de 2018.

n receptor judicial en compañía de un carabinero, notificó al intérprete de “Dura” de la demanda por 3.7 millones de dólares presentada por la productora Empire Digital Entertainment.

La demanda fue interpuesta en contra de Daddy Yankee, su oficina y representante por no cumplir los términos de pago del contrato, y acusar la cancelación unilateral de la gira por Chile junto a Luis Fonsi.

Diego Sánchez, abogado de la productora Empire Digital Entertainment, informó que ” Daddy Yankee tiene 15 días para contestar la demanda. Si no contesta pierde la oportunidad de contar su versión”.