A pesar de que faltan un año y nueve meses para las próximas Elecciones Municipales, desde ayer comenzamos a ver un clima de competencia dentro del ámbito político local, pues ya existen personajes públicos que han expresado su voluntad de convertirse en el próximo alcalde de Valparaíso.

El primero de ellos fue el empresario Shai Agosin, quien manifestó este sueño el domingo pasado, aún no encuentra un partido político que apoye su posible candidatura, a pesar de tener el respeto de muchos personajes políticos, como lo consignó ayer El Mercurio de Valparaíso.

Y hoy, el matutino local nos señaló otra sorpresa, el actual consejero regional por Viña, Jaime Perry, representante de la derecha, pretende ser la carta oficial de la coalición de Gobierno para reemplazar a Jorge Sharp en la Ciudad Puerto y criticó fuertemente al empresario.

“Yo trabajo en la realidad”

El Consejero Regional fue enfático en que, a diferencia de Agosin, él trabaja en solucionar los problemas de la gente y no “con el tema de la felicidad”, refiriéndose al trabajo como animador del Club Disney que posee el líder de la Comunidad Judía de Chile.

A pesar de las intenciones electorales de Perry, aún no hay certeza sobre si su candidatura será independiente o con el apoyo de algún partido político, detalles que dará a conocer en los próximos días. Recordemos que dejó Renovación Nacional después de una polémica desatada en las elecciones internas del partido.