El ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, realizó declaraciones sobre la situación de las propiedades, asegurando que la mayoría de los chilenos son dueños de alguna propiedad.

El 14 de agosto de 2018, durante una audiencia de la Comisión de Vivienda y Urbanismo, en la que se trataron proyectos habitacionales de integración social, indicó Monckeberg que tener casas o departamentos es común.

“El ministro aseguró  que “(…) es un debate transversal, sobre todo en un país donde la gran mayoría son o somos propietarios, no tenemos mucho más, porque es nuestro patrimonio. La casita, dos departamentos”.

Asimismo, añadió que “las personas más jóvenes piensan que su patrimonio va por otro lado, pero hoy día, no sé los porcentajes, no los manejo, pero el porcentaje altísimo del patrimonio es la propiedad, asociado una casa, un departamento, una casa en la playa o un terreno“.

Si bien el registro data de unos meses atrás, el diputado Alejandro Bernales lo difundió ayer miércoles por Twitter.

“Me asusta escuchar a ministros con este tipo de reflexiones sobre Chile”, dijo.

 

“Son declaraciones que parecen un chiste, pero son realizadas en una comisión en el Senado. Nos parece que ha sido la tónica de algunos ministros”, sostuvo a Radio Bío Bío en Puerto Montt.

El parlamentario de la región de Los Lagos añadió que “hay una desconexión absoluta de la realidad. Dar estas declaraciones no son afortunadas. Esto no es la realidad de Chile”.

“Lo invitamos a que se enchufe y se entere lo que está pasando”, sentenció.

Mediante su cuenta de Twitter, el secretario de Estado le respondió a Bernales, basando sus declaraciones en los datos de la encuesta Casen 2017.

“Según Casen 2017 el 60% de los chilenos son propietarios de la vivienda que habitan”, manifestó.

Según datos recabados por La Tercera, entre 2012 y 2017 disminuyó la cantidad de familias que son propietarias de la vivienda en la que residen, llegando a un 42,5%. En tanto, un 18% aún se encuentra pagando.

Al respecto, el senador Iván Moreira aseguró que “son declaraciones inoportunas, van en una línea equivocada. Hay que ser más cuidadoso”. En esa línea, advirtió que “termina siendo una burla para todos los chilenos”.

 

“Parece que es el mundo donde vive el señor ministro, la realidad de Chile es otra”, sentenció.