13 personas perdieron la vida en un tiroteo ejecutado por un individuo al interior de un bar de la localidad de Thousand Oaks, en California, Estados Unidos.

El autor de la acción, de identidad desconocida por el momento, también fue encontrado muerto en el bar Borderline, lugar donde comenzó el incidente en torno a las 23:20 horas de este miércoles 7.

De igual forma, el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean informó que al menos otras 12 personas resultaron heridas, incluyendo a su compañero de labores y quien lo sustituía en ciertas ocasiones.

El Departamento de Bomberos de Ventura alertó inicialmente del tiroteo en el local, donde se encontraban decenas de personas, con “múltiples heridos”.

Un testigo manifestó a la cadena ABC que “vi a un hombre de barba y sombrero, lanzó granadas de humo y atacó a un guardia antes de comenzar a disparar. La gente trataba de salir por las ventanas”.

Al momento del ataque había alrededor de unas 100 personas en el bar, que es el local más grande de música en vivo de la zona, y donde se celebraba una fiesta “country” para universitarios.

El presidente Donald Trump, a través de su cuenta de Twitter, señaló que “he sido totalmente informado sobre el terrible tiroteo en California. La policía junto con el FBI están en escena. 13 personas, hasta el momento, han sido reportadas muertas. Del mismo modo, el tirador está muerto, junto con el primer oficial de policía para entrar en el bar”.