Esta mañana se dio inicio al simulacro de terremoto y tsunami del borde costero de la provincia de San Antonio, el cual emuló un sismo de mayor intensidad con posterior alarma de tsunami.

En la ocasión, el sonido de las sirenas de los vehículos de emergencia dieron paso al proceso de evacuación hacia los distintos puntos de encuentro ubicados sobre la cota 30, siendo reforzado de forma adicional con el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE), el cual mediante la distribución de mensajes a los teléfonos celulares indicó a la población el desarrollo del ejercicio.

Durante la actividad, las autoridades nacionales, regionales y provinciales se sumaron al proceso de evacuación, trasladándose desde la Gobernación hasta el punto de encuentro ubicado en la intersección de calles República y Copiapó.

Asimismo, desde la zona de seguridad monitorearon el desarrollo del simulacro en la costa del Litoral de los Poetas.

Al respecto, el director nacional (s) de Onemi, Cristóbal Mena, reconoció que “tener una cultura preventiva y de corresponsabilidad de ciudadanos es fundamental para tener un desarrollo sostenible”.

En tanto, la gobernadora de San Antonio, Gabriela Alcalde, destacó que “hubo un compromiso importante de los alcaldes, de la ciudadanía, de las instituciones, de las familias”.

Finalmente, Mauricio Bustos, director de Onemi Valparaíso, entregó un positivo balance del ejercicio, señalando que “habíamos estimado la participación de 30 mil personas en este simulacro y llegamos a 29.756. Estamos muy felices de haber logrado una cifra que, además, era exigente”.

Cabe señalar que, a la fecha, más de 10 millones de personas han sido evacuadas en el país a través de estos ejercicios que forman parte del Programa Chile Preparado, poniendo a prueba su capacidad de respuesta y de las autoridades locales.