En forma unánime, la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de la región de Valparaíso, aprobó el proyecto portuario “Terminal 2”, el que tiene por objetivo extender en casi 800 metros la base del terminal marítimo de la comuna.

El proyecto, que tiene una inversión de US$ 500 millones, inició en 2013 cuando Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL) se adjudicó la concesión del “Terminal 2”, para construir un frente de atraque de 785 metros lineales, el que albergará los sitios 9 y 10.

Además, contará con 9,1 hectáreas de área de respaldo, infraestructura que también permitirá la atención de dos naves post-panamax en forma simultánea, la recuperación operativa del actual espigón y una capacidad de transferencia estimada de 1 millón de TEUs.

Al respecto, el gerente general de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Gonzalo Davagnino, señaló que “a nosotros no solamente nos alegra, sino que nos pone muy atentos porque creemos que Valparaíso va a recuperar ese tiempo que hemos perdido estos últimos cuatro años en términos de empezar a construir, ojalá, en un muy corto plazo el terminal dos”.

Ramón Espejo, director de la Cámara Aduanera, señaló al sitio SoyValparaíso.cl que “creemos que cualquier construcción de envergadura puede significar un posible daño ambiental, pero lógicamente hay que ver la situación con altura de miras y poder desarrollar el futuro de Valparaíso”.

Por el otro lado, el vocero del Pacto Urbano La Matriz, Gonzalo Ilabaca, afirmó al portal que se oponen por “los efectos que va a tener en la contaminación de la ciudad y en la salud de las personas. Son 104 toneladas al año de material particulado 2.5 micras (MP2,5), que es el material más fino, el más peligroso para la salud. Nos oponemos también porque hay un daño irreversible al patrimonio”.