La compleja situación que viven los vecinos de Quintero y Puchuncaví, a raíz de los episodios de contaminación registrados en las últimas semanas, que han derivado en intoxicaciones masivas, han generado preocupación entre las autoridades y habitantes de la comuna de Limache.

Esto, dado la cercanía de la zona (50 kilómetros aproximadamente) y la polémica tramitación de dos proyectos de generación energética abiertamente rechazados por la comunidad.

Se trata de la carretera eléctrica Cardones Polpaico, a cargo de InterChile S.A y de la Central Termoeléctrica Los Rulos, ambos aún con procesos judiciales pendientes.

En este contexto, el alcalde Daniel Morales indicó que “la situación de emergencia que vive la región debería tener una reacción distinta, y la reacción que vamos a solicitar al Ejecutivo, y también a la autoridad medioambiental, es que se suspenda la tramitación de los proyectos que tienen afectación medioambiental directa, tanto la termoeléctrica Los Rulos el proyecto Cardones Polpaico”.

En ese sentido, se oficiará al Ministerio del Medio Ambiente y al Gobierno, dado que en Limache “tenemos temor y la legítima duda en torno a cómo se han aprobado estos proyectos, y cómo se piensan ejecutar. Por lo tanto, como no queremos ser un nuevo Quintero y Puchuncaví, creemos que la medida más razonable es suspender su tramitación”.

Además, Morales manifestó la necesidad de que la reforma al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) contemple atribuciones para los municipios e instancias de participación para las comunidades, asegurando también que “la opinión de la ciudadanía no es considerada”.

Finalmente, la autoridad detalló que los actuales sistemas de medición no serían adecuados para evaluar el impacto real de este tipo industrias y que una vez que inician su funcionamiento carecen de políticas que pueden prever este tipo de emergencias medioambientales.