Un sector importante de la comuna de Quilpué verá optimizado su sistema de recolección y traslado de aguas servidas domiciliarias, y mejorará la calidad de vida de las familias, tras las obras que ejecutó Esval en calle Mena, entre Samuel Valencia y Esmeralda.

Los trabajos consistieron en la renovación de un tramo del colector existente, además de efectuar la construcción de cámaras de inspección y el recambio de uniones domiciliarias, proyecto que contó con una inversión superior a los $57 millones.

El subgerente zonal de Esval, Alejandro Salas, explicó que “esta obra permite reforzar el sistema de evacuación y traslado de las aguas servidas en una zona residencial de la comuna, aportando una mejor calidad de vida y beneficiando directamente a cerca de mil familias del sector”.

Los trabajos se realizaron dentro de los plazos programados, y contaron con el apoyo de la Municipalidad de Quilpué, la Seremi de Transportes y organismos de emergencia, para la coordinación de los desvíos de tránsito necesarios durante la ejecución de las obras.

Colector intercomunal

A mediados de la próxima semana se efectuará la conexión del colector intercomunal de Condell Sur, faena que se ejecutará en horario nocturno, debido a la necesidad de intervenir la vía pública, por lo que se hizo un llamado a la comprensión de los vecinos del sector ante los ruidos que se podrían generar.

Cabe señalar que dicho proyecto permitirá optimizar la capacidad de porteo de la red de aguas servidas existente y tiene una inversión que supera los $125 millones.