Esta mañana comenzó la discusión en la comisión de Derechos Humanos del Senado respecto al proyecto que busca revocar la nacionalidad al arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, debido a los hechos relacionados a casos de abuso sexual cometidos por miembros de la Iglesia Católica.

La nacionalidad le fue entregada al sacerdote italiano durante el año 2006, por concesión de la entonces presidenta Michelle Bachelet, como un agradecimiento por el aporte realizado en materia educacional.

Sin embargo, a raíz de todo el remezón que ha tenido la Iglesia durante el último tiempo, y donde se le apunta a Ezzati como presunto encubridor de estos hechos, las senadoras Adriana Muñoz (PPD) y Ximena Rincón (DC) decidieron presentar una iniciativa para quitarle el reconocimiento.

Al respecto, la senadora Rincón sostuvo que el jefe de la Iglesia Católica de Chile “no merece mantener este reconocimiento y creemos pertinente que el Congreso revise esta concesión y que se le revoque”.

Continuó diciendo que “todos los hechos que hemos conocido en el país ameritan que se revise esta concesión. Cuando uno mira los hechos y la verdad es que son bastante bastos en nuestro país, bastos, públicos y notorios, la verdad es que demuestran que nosotros debiéramos reconsiderar esto”.

La comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta deberá elaborar una lista durante las próximas sesiones, donde se darán a conocer los invitados para acudir a la instancia, con el objetivo de poder decidir el futuro de la nacionalidad de Ezzati con más argumentos y visiones.