En el marco de la discusión en el seno del Concejo Municipal de Valparaíso respecto a la aplicación de multas a personas que sean sorprendidas orinando y/o defecando en la vía pública, el concejal Carlos Bannen (UDI) propuso incorporar una nueva normativa a la ordenanza, apuntando a que además del castigo pecuniario se imponga la sanción de trabajos comunitarios al infractor.

La normativa propuesta fue recogida y será analizada por el Departamento Jurídico del municipio porteño para una eventual incorporación en las próximas sesiones a la ordenanza.

A juicio del edil, “cuando aumentamos las penas que actualmente rigen, que es la sanción residual de 1 UTM, propuse que no bastaba con la multa y que es necesario crear penas diversas”.

Agregó que “en el caso particular de la sesión de Concejo donde analizamos el aumento del castigo para quienes orinen y/o defequen en la vía pública, propuse además la realización de trabajos comunitarios porque hemos constatado que sólo imponer multas en las ordenanzas tiene cero aplicación y nulo efecto inhibitorio en la realización de incivilidades”.

Por ello, Bannen cerró diciendo que “creo que el trabajo comunitario puede tener el efecto tan ansiado por los porteños, con una señal clara que pueda crear elementos jurídicos y dejar claro que a Valparaíso se le cuida, se le quiere y respeta”.