Contraloría detectó anomalías en contratos y en el funcionamiento de trenes de Metro Regional de Valparaíso S.A. (Merval). Esto, luego de una auditoría realizada a la empresa entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año recién pasado.

El órgano contralor señaló que la empresa firmó contratos, sin haber llamado a licitación pública, con la empresa Servicios de Ingeniería Cat Global Ltda., situación que no se justifica.

Junto a ello, Contraloría determinó que existen cláusulas de renovación que permiten la extensión indefinida de esos contratos.

De igual forma, la auditoría arrojó que durante este periodo se produjeron 679 averías y 791 incidentes en su puesta en marcha y estructuras, situación que no ha sido reparada y continúa pendiente.

Otro de los hechos revelados por Contraloría fue que se le llamó la atención a Metro Valparaíso “por superar la densidad máxima de pasajeros en los trenes”, lo que ocurre durante las horas punta por falta de medidas preventivas y correctivas.

Desde la empresa descartaron a radio Biobío que el informe del órgano contralor concluya irregularidades en contratos de determinados servicios y que sólo consigna una observación asociada a la no constatación de los motivos para justificar su contratación vía trato directo.