Más grandes, de dos pisos y con dos baños, serán los nuevos departamentos sociales que está impulsando la Municipalidad de Valparaíso, a través de su Departamento de Vivienda.

La Alcaldía Ciudadana promueve que la vivienda debe entenderse como un derecho, por tal razón, fueron los propios vecinos los que diseñaron, junto a profesionales, el nuevo modelo habitacional.

El proyecto “Nuevo Amanecer”, que fue entregado a la Oficina de Partes del Serviu Valparaíso, por el alcalde Jorge Sharp e integrantes del Comité Luz de Esperanza, beneficiará a 48 familias damnificadas del incendio de Puertas Negras, ocurrido el 2 de enero del 2017 en el cerro Playa Ancha.

Al respecto, el jefe comunal planteó que “hablamos de 48 familias que van a poder acceder a esto, que no es solamente la construcción de una vivienda, sino que tiene una idea de barrio. Es un proyecto de vivienda que no solamente salió de la cabeza de arquitectos y profesional que trabajaron en esto, sino que surgió gracias a un proceso de participación donde los vecinos fueron parte”.

Rosa Gallardo, una de las afectadas del incendio, expresó que “cada uno aportó diciendo cómo quería su casa. En mi caso, estamos postulando al primer piso y con accesos especiales porque mi pareja es discapacitado. Estamos muy contentos”.

Duplex sobre duplex

El proyecto “Nuevo Amanecer”, patrocinado por la EGIS Municipal, contempla edificios de estructura de hormigón. Departamentos dúplex con dos baños, cuatro dormitorios, cocina, estar comedor y logia.

Se trata de un proyecto “de duplex sobre dúplex, o sea, casa sobre casa, donde más del 80% es con acceso por rampa con corredores. Y seis unidades de accesibilidad universal. Fueron hechos por los propios vecinos, así que estamos maravillados con este hito encabezado por la comunidad y la alcaldía”, agregó el arquitecto a cargo, Joaquín Velasco.

Cabe señalar que la Municipalidad de Valparaíso aportó con un terreno de 5.300 m2, ubicado en la calle Ignacio Silva Medina en el tercer sector de Playa Ancha. El programa Campamento de Serviu financió la mecánica y la topografía del predio y con la empresa Chilquinta se gestionó el aporte de insumos de placas fotovoltaicas para eficiencia energética de los inmuebles.

Una vez ingresado el proyecto al Serviu, debe ser sometido a revisión, cumplir con todos los requerimientos y ser evaluado. Posteriormente, se deben hacer observaciones. Una vez que estén corregidas se podrán adjudicar los montos y dar inicio a la obra.