Ante la llegada del primer sistema frontal del año a la zona central, con lluvias durante gran parte de la jornada, Esval reforzó su programa de mantenimiento preventivo, con el fin de enfrentar de adecuadamente esta contingencia y disponer de todos sus servicios a plena operación.

De esta manera, indicaron que iniciaron sus labores preventivas en marzo, con operativos de limpieza de colectores y cámaras de inspección, que abarcarán cerca de 59 kilómetros de la red de alcantarillado hasta agosto.

Además, se han activado los protocolos operativos, con la revisión extraordinaria de las instalaciones, el refuerzo con generadores de apoyo -en caso de cortes de energía eléctrica- y un monitoreo constante de las fuentes superficiales.

Al respecto, el gerente de Clientes de Esval, Cristián Vergara, explicó que “hasta el momento todos nuestros sistemas se encuentran operando con normalidad a lo largo de la región”.

Consejos

– Evite conectar los sistemas de aguas lluvias al alcantarillado, ya que el caudal puede sobrepasar la capacidad del colector.

– Junte las hojas y basura en bolsas para depositarlas en los lugares indicados, con el fin de prevenir obstrucciones del alcantarillado.

– No abra tapas de cámaras para evacuar las aguas lluvias.

– Evite arrojar toallas, plásticos, pañales u otros residuos al WC, ni restos de alimentos o aceites al lavaplatos, ya que esto puede obstruir el sistema, causando que afloren aguas servidas.

– Denuncie el robo de tapas de alcantarillado, ya que esto pone en peligro el tránsito de personas y vehículos, y aumenta el ingreso de objetos extraños a la red.