Luego que Fernanda Sandoval, de 25 años, denunciara que el Hospital de Quilpué se negó a practicarle un aborto por la causal de inviabilidad fetal, la diputada por la zona, Camila Flores (RN), entregó su visión del hecho.

En conversación con Radio Biobío, la parlamentaria aseguró que si la joven quiere presentar algún tipo de querella o demanda buscando una indemnización, “me parece que es aprovecharse del sistema”.

Luego, continuó su reflexión diciendo que “acá, lo importante es que ella no corre ningún riesgo, los facultativos hicieron que ella no corriese ningún riesgo”.

Cabe recordar que la semana pasada se conoció el caso de la joven, quien dijo que el Hospital de Quilpué se negó a practicarle un aborto, aduciendo “objeción de conciencia”, a pesar de que presentaba la causal de inviabilidad fetal. Por esta razón, Sandoval terminó dando a luz a un feto en una cama del centro asistencial.

Por su parte, desde el recinto de salud señalaron que “hubo un problema de comunicación, no que no se llevara adelante el protocolo, o que se dejara alguna situación de desarrollo clínico sin efectuar”.