Como “intencional” y con el fin de “robar dentro de las dependencias del estadio Nicolás Chahuán” catalogó la alcaldesa de La Calera, Trinidad Rojo, el siniestro que se produjo en horas de la noche del martes 24 en las inmediaciones del recinto deportivo, lo que generó un protocolo de evacuación.

Según información policial, se determinó que los delincuentes comenzaron el fuego como una acción distractiva que se escapó de control, debido a que los contenedores donde prendieron fuego contenía material inflamable.

En ese sentido, la jefa comunal planteó que “el incendio fue un elemento distractor para entrar por la otra puerta y poder robar. Fue una situación compleja y delicada que se logró controlar. Las reparaciones serán repuestas por la empresa contratista y no será responsabilidad municipal”.

Por su parte, la seremi de Gobierno, Leslie Briones, comentó que “Chile lo hacemos todos y esta infraestructura deportiva es un espacio para que los caleranos tengan un lugar de recreación y donde los niños puedan hacer deporte. El llamado es para cuidar entre todos lo que tanto ha costado”.

La oficina de Emergencias y Bomberos realizaron la evacuación preventiva de la población aledaña al estadio debido a las informaciones preliminares que indicaban una posible fuga de gas, que resultó ser el fuego en los contenedores con material inflamable, por lo que pudieron, a los pocos minutos, volver de manera ordenada a sus hogares.