Uno de los más cercanos a Fernando Karadima, el obispo de Linares Tomislav Koljatic, aseguró que “si no fui lúcido con lo que ocurría, debo asumir esa responsabilidad”; esto, frente a los abusos perpetrados por el ex sacerdote de la parroquia de El Bosque, en la región Metropolitana.

En conversación con radio Cooperativa, el prelado indicó que está “en una actitud muy positiva de acoger plenamente lo que el Papa Francisco nos va a pedir y pidiendo también que nos pongamos en un estado de oración”.

Esto, en relación al llamado que realizó el Pontífice hacia los obispos chilenos, a quienes citó a Roma para adoptar las medidas en torno a los abusos sexuales cometidos por Karadima, y también por los presuntos encubrimientos de estos por parte de su círculo más cercano, Koljatic incluido.

Cabe recordar que el obispo de Linares fue formado por Karadima, y perteneció a su núcleo más próximo, junto al obispo de Osorno, Juan Barros; y a Andrés Arteaga y Horacio Valenzuela.

Además, el obispo señaló que “el Papa quiere que hagamos discernimiento juntos, y en eso estamos, y bueno, si he cometido errores o no he cumplido bien mi misión, por supuesto, eso es parte de lo que el Señor nos pide a todos nosotros”.