Este miércoles 28 de febrero concluyó la visita a Chile del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, quien tenía como misión escuchar los testimonios de quienes acusan al obispo de Osorno, Juan Barros, de encubrir los abusos sexuales del sacerdote Fernando Karadima.

En ese sentido, el enviado por el Vaticano -a pedido del Papa Francisco- aseguró que no sostuvo una reunión con el ex párroco de la iglesia El Bosque para conocer su versión de los hechos, tal como había trascendido.

El obispo de Malta dejará el país este jueves 1 de marzo rumbo a Roma, lugar donde se reunirá con el Sumo Pontífice, a quien le entregará todos los antecedentes recabados en su visita a Chile.

Por su parte, a través de una declaración del portavoz de la Conferencia Episcopal, diácono Jaime Coiro, se informó que Scicluna “tuvo la posibilidad de recibir a algunas personas que solicitaron en las últimas semanas encontrarse con él, a propósito de la misión que se le encomendó”.

Junto con agradecer el testimonio de las personas con las que se reunió, el enviado por el Papa “les aportó información y consejo desde las normas y procedimientos canónicos. Asimismo, en las situaciones pertinentes, él mismo hará llegar los antecedentes respectivos a la Santa Sede”.