La construcción de un nuevo Centro de Salud Familiar (Cesfam) para Puchuncaví era un anhelo largamente esperado por la comunidad, que demandaba una atención de salud más cercana a su territorio y con mayor resolutividad, acorde al desarrollo y las nuevas tecnologías.

La demanda asistencial en aumento, debido al crecimiento demográfico y a los factores biopsicosociales, hacían necesaria una infraestructura renovada, con mayores recursos tecnológicos, de recursos humanos y atenciones de salud.

Por ello, en un trabajo mancomunado entre la empresa privada y el sector público, junto a la gestión municipal, se logró concretar en un área de 1.475,9 m2, con una inversión de $2.642.756.000 para las obras físicas.

La alcaldesa Eliana Olmos explicó que “vi desde los inicios cómo se gestó, cómo la comunidad necesitaba pasar de un consultorio a un Cesfam y cuando se generó esta instancia de hacer con la empresa privada una transacción, sin duda era uno de los proyectos más emblemáticos”.

Por su parte, el Dr. Juan Mendoza, director del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota, indicó que “este Cesfam busca que la atención primaria tenga un nivel de calidad mucho mejor que antes y por lo tanto, es la base sobre la cual se construye la salud”.

Finalmente, el presidente del Consejo Regional (Core), Rolando Stevenson, contó que “por un acuerdo unánime, se ha destinado una suma cercana a los $2.700 millones para construir un Cesfam que era un proyecto largamente esperado por la comunidad”.