Un joven trans de 19 años, identificado con las siglas I.C., fue agredido brutalmente este jueves 28 por un grupo de sujetos mientras se encontraba esperando locomoción colectiva en un paradero de Osorno.

Sin razón alguna, los agresores se abalanzaron sobre el joven, para con un codazo quebrarle sus anteojos y propinarle una serie de golpes de pies y puños mientras le gritaban “agradece que no te matamos. No queremos lacras como tú”.

La directora de la Corporación por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles), Claudia Dides, lamentó y repudió el hecho, diciendo que “la población trans es vulnerable, y cualquier atropello a su dignidad, sea cual sea el motivo que lo origine, debe considerarse un ataque de odio”.

La dirigente valoró también que el Instituto Nacional de Derechos Humanos condenara el episodio, pero lamentó que ninguna autoridad municipal o gubernamental se pronunciara sobre esta agresión.

Por último, Dides dijo que “es deber de las autoridades fijar una postura pública y brindar ayuda a las víctimas de estos ataques. Los animamos a ello”.