Luego que la Cámara de Diputados rechazara aprobar el aumento de recursos para los organismos colaboradores del Servicio Nacional de Menores (Sename), el director general de la Fundación Refugio de Cristo, sacerdote Enrique Opaso, grabó un fuerte mensaje criticando a los parlamentarios.

El material audiovisual fue subido a la cuenta de Facebook de la fundación, donde aseguró que con esta decisión, el Congreso Nacional dejó a los niños “al final de la fila”; esto, en relación a la frase mencionada en reiteradas ocasiones por el Gobierno: “Los niños primeros en la fila”.

El sacerdote comenzó diciendo que “este día será recordado porque los niños no serán los primeros en la fila; están al final” y agregó que “con una patudez gigantesca se oponen a la subvención de estos niños diciendo que lucramos y que nuestros hogares le han hecho mal a los niños”.

Por ello, le preguntó a los diputados si “conocen los hogares, si han ido a alguno, donde hay más de 6.700 niños en Chile internados”. En ese sentido, aseguró que “hoy nos cierran la puerta” y con ello, “nuestros hogares y todos nuestros proyectos se van a la basura, sólo porque no nos consultaron, no nos fueron a ver, no nos conocen”.

También les dijo a los diputados que si “saben que hay un hogar que hace mal uso de dinero o atenta contra los niños, denúncielo; si no, son cómplices, y ya sabemos qué pasa con los cómplices. Estamos haciéndole un daño a Chile. Si esto no se soluciona, los proyectos 2019 se hacen imposible”.

Otra de las fuertes críticas señaladas dicen relación con que con esta decisión “vamos a seguir con esta martingala de que los derechos de los niños se van a cumplir con un tarro en la calle. Eso es indigno, no es propio de un país que se cree ya próximo a salir de la pobreza”.

Finalmente, el padre Opaso pidió que “podamos reparar esto, porque es un drama para Chile. Vamos a seguir luchando, gritando y hablando, porque los niños no se merecen el portazo que les dio Congreso”.