Este sábado 25 de agosto comenzará a funcionar en marcha blanca, por espacio de dos meses y en forma gratuita, el ascensor Espíritu Santo de Valparaíso, período en que paralelamente se definirá el modelo de gestión de los elevadores porteños y se capacitará a los funcionarios municipales a cargo de su operación.

Esta información fue confirmada luego de un encuentro sostenido sobre esta materia entre el intendente regional, Jorge Martínez, y el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp.

De esta manera, se explicó que ya finalizó el período de ajuste y que se está a la espera de que sean entregados al Ministerio de Obras Públicas, que deberá traspasarlos al Gobierno Regional, que es el propietario.

El intendente señaló que “estos nueve ascensores se remodelaron para ponerlos en funcionamiento y al servicio de la comunidad. Y ya tenemos listo el primero de ellos que es el más emblemático, el Espíritu Santo. Estamos a la espera de un acta final para ser entregado al Gobierno Regional”.

En cuanto a la marcha blanca por dos meses, el intendente explicó que “a través del Ministerio de Obras Públicas vamos a financiar a los especialistas para que lo puedan hacer funcionar y a la vez capacitaremos a los profesionales de la Municipalidad de Valparaíso”.

Sobre la fórmula que se aplicará para administrar los ascensores, las autoridades tendrán que definir el modelo de gestión final de estos ascensores. “Tenemos que asegurarnos que funcionen bien, porque hay garantías comprometidas, hay seguros que se tienen que contratar”, cerró el intendente Martínez.