Una vez anunciada su salida del gabinete, el ex ministro de Educación, Gerardo Varela, abandonó el palacio de La Moneda agradeciendo al Gobierno y a todo su equipo que lo acompañó durante estos casi cinco meses a cargo de la cartera.

En primer lugar, el ex secretario de Estado señaló que “felicito a Marcela Cubillos, a quien le deseo la mayor de las suertes, mucho éxito y que quedo a disposición del Presidente y de ella misma, para ayudarle en todo lo que sea necesario, porque el desafío de la educación nos convoca a todos”.

Consultado por si realizaba algún mea culpa, Varela sostuvo que “efectivamente hubo errores comunicacionales, pero lo importante es que queda un Ministerio con un tremendo equipo, quedan proyectos presentados, otros en preparación”.

De igual forma, también indicó que “queda una gestión, que espero que la ministra entrante la valore, la haga propia y la lleve adelante”.

Finalmente, dijo que las principales labores que quedan pendientes son “subir el Simce en educación, que está estancado hace cinco años; mejorar la primera infancia; y mejorar en particular las lenguas del futuro, que son el inglés y la programación, así que quedan muchas tareas pendientes”.