La Dirección del Partido Socialista (PS) en Viña del Mar exigió la renuncia del alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres, como presidente regional de la colectividad, debido a la polémica ordenanza de prohibir la circulación de menores de 14 años en la vía pública de la comuna durante las madrugadas.

A través de un comunicado, el PS de la Ciudad Jardín señaló que “es por esta razón, junto con otros temas de relación interna y orgánica del partido, más otros antecedentes públicos que han empañado al socialismo local, que exigimos la renuncia de Mauricio Viñambres a la presidencia regional del PS”.

En ese sentido, rechazaron “la implementación de un ‘toque de queda’ en Quilpué, puesto que de un punto de vista partidario, va en contra de nuestros principios de libertad y de derechos humanos, y desde un punto de vista constitucional, es ilegal”.

De igual forma, señalaron que “condenamos su reunión con José Antonio Kast, un ciudadano representante de la ultraderecha, que propaga ideas de odio y segregación, las cuales son diametralmente distintas a nuestros pensamientos y lo que queremos para la comunidad y el país.

Por ello, expusieron “consideramos que un presidente de nuestro partido no se puede reunir con un defensor del dictador Pinochet y de los actos de tortura y muerte perpetrados en contra de nuestros compañeros”.

Finalmente, dijeron que “también estamos en profundo desacuerdo de su otra reunión sobre este mismo tema, con el senador Francisco Chahuán (RN), otro adherente de la ‘obra’ de Augusto Pinochet, la cual incluso, se subió como publicidad en redes sociales”.