El mediocampista chileno Arturo Vidal se calzó la camiseta del FC Barcelona por primera vez, enfrentó a los micrófonos y realizó los primeros jueguitos con el balón en el césped del estadio culé.

En rueda de prensa, el volante de la Roja aseguró que “estoy muy feliz de llegar al Barça. Para mí es el mejor equipo del mundo. Vengo con muchas ganas de ganarlo todo. Con mucha energía y corazón”.

De igual forma, sostuvo que llegar a Barcelona “es un escalón mucho más grande que el Bayern” y que su gran objetivo es ser campeón, por lo que prometió “ayudar a ganar todos los títulos en el Barça”.

Respecto a jugar al lado de Lionel Messi, el chileno dijo que “hay muchos grandes jugadores aquí, pero él es el mejor de la historia y espero estar a la altura como compañero suyo. Intentaré ayudarlo en todo”.

En cuanto a su adaptación, indicó que espera hacerlo “lo más rápido posible. Vamos a ver qué quiere el entrenador”, aunque señaló que “lo importante al final no es el estilo, sino ganar títulos. Quiero hablar con el entrenador para saber qué necesita de mí, pero vengo dispuesto a ayudar en todo”.

Además, reveló que “cuando mi representante me dijo las opciones que había, no dudé ni un segundo. ¿Cómo no iba a estar en el mejor equipo del mundo?”, y agregó que “ojalá pueda ganar tres Champions en estos tres años con el Barça”.

Por último, Vidal fue consultado por su supuesto anti-madridismo, situación que descartó diciendo que “yo soy rival de todos los equipos que jueguen contra el Barça a partir de ahora. No tengo cuentas pendientes con el Madrid, tengo una cuenta pendiente conmigo mismo, que es ganar la Champions”.