El Gobierno de Argentina envió al Congreso de aquel país un proyecto de ley para que el próximo 30 de noviembre sea declarado feriado por única vez en Buenos Aires.

El objetivo de esta acción, presentada por el propio presidente trasandino, Mauricio Macri, es “vaciar” la ciudad ante la visita del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

El viernes 30 de noviembre será el día en que comienza la cumbre del G-20, motivo por el que se busca que la instancia, denominada como “Feriado Trump”, sea aprobada cuanto antes, para comenzar a diseñar las medidas para evitar problemas y se minimice el impacto urbano.

Según dijo el presidente Macri, la medida busca que “se favorezca la ejecución de todas las tareas que resultan necesarias para el desarrollo exitoso de la cumbre”.

La cumbre de mandatarios del G-20 se desarrollará en el predio de Costa Salguero, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, donde se estima que unas 8 mil personas participen de los encuentros entre jefes de Estado, sherpas, autoridades ministeriales, delegaciones, personal de seguridad y prensa nacional e internacional.