Carabineros, Policía de Investigaciones (PDI), Gobernación de Quillota, Servicio de Salud y la Municipalidad de La Calera, realizaron una jornada de fiscalización y prevención en la feria Pedro de Valdivia.

La actividad fue solicitada por los propios feriantes, tras una reunión de coordinación de Seguridad Pública, como parte de las medidas para dar tranquilidad a los propios locatarios y sus clientes.

Al respecto, el capitán José Ramírez, subcomisario de los Servicios de la 7ª comisaría de La Calera, explicó que “esta ronda tuvo una excelente recepción de los locatarios y del público, ya que cada uno de los servicios realizó sus labores en el ámbito de sus competencias, para entregar más seguridad”.

En tanto, el gobernador Iván Cisternas sostuvo que “esto permite dar tranquilidad a los transeúntes, dar una percepción de seguridad a los locatarios y a los clientes. Tuvimos una buena recepción y la gente aplaude que las policías y los servicios estén en terreno”.