Con rogativas para que a Valparaíso y su comunidad le vaya bien en este nuevo ciclo, se celebró el “we tripantu” o año nuevo de los pueblos originarios, en el frontis del municipio porteño.

La acción se realizó en una emotiva ceremonia junto a representantes de los pueblos mapuche, aymará, quechua, diaguita y rapa nui, y que se realiza cada año entre el 21 y el 24 de junio en el solsticio de invierno austral.

El acto culminó con el izamiento de las cuatro banderas de los pueblos en el frontis de la casa consistorial porteña, lo que por primera vez se realiza en el municipio porteño.

El alcalde Jorge Sharp explicó que “hemos querido llenar de colores la Municipalidad de Valparaíso izando las banderas de los pueblos, lo que es una acto histórico del municipio, que reconoce la existencia de una comuna plurinacional donde los pueblos originarios son parte de nuestra cotidianeidad”.

En ese sentido, el encargado de la Oficina de Pueblos Originarios, Andres Carvajal, destacó el acto donde “le decimos a la ciudadanía que los pueblos originarios están vivos, están fuertes y que son parte de esta construcción. Este reconocimiento tiene mucho más valor en un país que no los reconoce”.

Por su parte, el lonko Ivan Coñuecar valoró la ceremonia y explicó “somos 16 mil mapuches en la comuna y 100 mil en la región, así que para nosotros es muy importante que haya un reconocimiento y una visibilización de nuestros pueblos”.

Finalmente, Hugo Riquelme, de la Asociación Diaguita “Pasioca”, comentó que “me parece necesario e importante que la Alcaldía Ciudadana haya tomado esta decisión de izar las banderas. Me parece muy simbólico. Pero aún queda trabajo por hacer”.