En medio de graves acusaciones contra el hospital de Quilpué, y particularmente contra los equipos de funcionarios que no brindaron la atención adecuada a Luis Felipe Cortés, fueron presentadas las acciones legales por la muerte del joven discapacitado, ocurrida el sábado 2 en la sala de emergencias.

Hasta el Jugado de Garantía concurrieron los padres del joven, Lorena Olivares y Luis Cortés, junto al abogado Matías Mundaca y el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres, quienes coincidieron en que seguirían con las acciones legales hasta las últimas instancias, con el objetivo que se haga justicia.

La primera acción fue realizar una presentación en la Fiscalía, que permitió practicar una autopsia, de manera que el proceso continúa hoy con la presentación de dos querellas: una presentada por la familia, por cuasidelito de homicidio; y otra, del municipio, por el delito de vejámenes contra particulares.

Al respecto, el abogado de la familia, Matías Mundaca, comentó que “no es la primera vez que ocurre. Este el tercer o cuarto caso que pasa en la Unidad de Emergencia en que se provoca el fallecimiento de una persona. Este muchacho fue discriminado y tenemos claramente establecido quiénes son los responsables de este hecho: los que estaban a cargo de la Unidad de Emergencia”.

Por su parte, el alcalde Viñambres dijo que “esperamos que se haga justicia y se clarifique ante la opinión pública. Hay mucha incertidumbre sobre el hospital y la forma en que se trabaja en la Unidad de Emergencia. Esto no es sólo por la familia, sino que por lo que muchos quilpueínos sufren al llegar a la Emergencia, así que esperamos que se pueda reparar esto”.

Hechos

Cabe destacar que el joven alumno de la Escuela Especial de Desarrollo de Quilpué, ingresó a la Unidad de Emergencias del Hospital a las 17:41 horas del día viernes 1º de junio, falleciendo pasadas las 08:00 horas del día siguiente.

Según denuncia la familia, después de 10 horas de espera se le practicó un examen de sangre y una radiografía, luego de esto, la segunda atención fue para constatar su muerte. “No hubo prestación médica alguna ni tratamiento durante las horas en que estuvo en el Hospital y por eso murió, eso es un acto criminal”, aseguró el abogado.