La Municipalidad de Valparaíso se encuentra trabajando actualmente en la elaboración de un protocolo que tiene como objetivo evitar situaciones relacionadas a acoso -no sólo callejero- y discriminación, donde la idea es posicionar a la ciudad como una libre de acoso, abarcando a mujeres, pero también a hombres y niños.

Para ello, se conformó una red trasversal para abordar la temática, en las que participan el Instituto de Derechos Humanos, universidades, Carabineros, PDI, la Corporación Municipal y diversas oficinas municipales.

Al respecto, la encargada de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) del municipio, Romina Maragaño, explicó que “la idea es que todas las leyes locales tengan un respaldo ciudadano y por eso en paralelo se va a levantar un trabajo con centros de madres, organizaciones feministas, entre otras.

Agregó que “el tema del acoso callejero nos permite visibilizar otro tipo de discriminaciones y otro tipo de vulnerabilidad sobre la mujer. Y nuestra agenda como Alcaldía Ciudadana está enfocada en la igualdad que se materializa en distintas redes”.

Cabe señalar que esta acción puede ser llevada a cabo a través de una ordenanza municipal o con otro instrumento, que permita articular y coordinar las acciones pertinentes para poder evitar, y disminuir los acosos, así como también la discriminación en general.