El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Biobío) denunció hoy que un sujeto, identificado como J.C.M., quien pertenece a la Iglesia Evangélica Vid, propinó un ataque incendiario al Club Social Lésbico Frida Kahlo, una discoteca ubicada en Chillán que está al lado de su vivienda.

El presidente de Movilh-Biobio, Esteban Guzmán explicó que “a eso de las 3:30 horas del domingo, el sujeto, quien vive en una Iglesia que colinda con la discoteca, lanzó parafina desde la pandereta que separa los inmuebles, para posteriormente encenderle fuego a sus dependencias”.

Producto del ataque, se registraron cuatro focos de fuego: en los arbustos delanteros del recinto, en su reja de acceso y en la pandereta que separa a la discoteca de la Iglesia.

Por ello, Guzmán señaló que “si bien ninguna persona resultó lesionada y los daños fueron menores, ello sólo se debió a las rápida reacción de la dueña de la disco y de los clientes”, agregando que “es una situación en extremo grave que puso en riesgo a las personas que en ese momento estaban en el lugar”.

La propietaria del Club Social Frida Kahlo, Jacqueline Ortega, comentó que “cuando salimos a la calle a ver qué ocurría, nos dimos cuenta que nuestro vecino estaba con un bidón de parafina. Sin ningún tipo de pudor o arrepentimiento nos afirmó que él había comenzando el fuego. Nos amenazó con matarnos por depravados”.