El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, aseguró esta jornada que la gran mayoría de los inmigrantes indocumentados que llegan a Estados Unidos “no están capacitados” y no “se integrarían bien” en la sociedad del país norteamericano.

Kelly realizó este comentario en medio de una entrevista con una radio pública, donde le preguntaron por la nueva política de “tolerancia cero” que llevará a cabo el Departamento de Justicia.

En ese sentido, la autoridad respondió diciendo que “la gran mayoría de las personas que se mudan ilegalmente no son malas personas, no son criminales, pero tampoco son personas que se integrarían fácilmente a Estados Unidos, a nuestra sociedad moderna. Son personas abrumadoramente rurales”.

Kelly agregó que “esos inmigrantes provienen de países donde la gente apenas supera la educación básica, donde no hablan inglés, y donde no tienen habilidades”.

Finalmente, el jefe de Gabinete del presidente Donald Trump cerró sus polémicas declaraciones indicando que, si bien simpatiza con el razonamiento de los inmigrantes por querer instalarse en su país, “las leyes son las leyes”.