El destacado imitador nacional, Stefan Kramer, regresó al escenario de la Quinta Vergara a 10 años de su debut en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

Tras su exitoso paso por Viña 2008, el comediante volvió muy distinto al de aquella vez, ya que llegó respaldado por dos películas (una de ellas la más vista en la historia de Chile) y con su carrera internacionalizada.

Por ello, su presentación era tan esperada por los chilenos, quienes hasta el día de hoy recuerdan lo hecho hace una década, cuando imitó a 33 personajes de la televisión nacional y el espectáculo latinoamericano.

Y comenzó de muy buena manera. A través de un video de presentación, Kramer imitó al Presidente electo, Sebastián Piñera, quien piloteaba el helicóptero que lo llevó hasta la Quinta Vergara.

Su primera imitación en el escenario fue la de Marcelo “Chino” Ríos, recordando su exabrupto con los periodistas, lo generó la primera gran carcajada del “Monstruo”.

La Quinta Vergara se vino abajo cuando el comediante hizo alusión a la distinción como “Ícono del Festival” a Miguel Bosé, de la cual dijo que era “más ordinaria que el collage” que le regalaron.

Sin embargo, el gran momento de la noche ocurrió en el bis, cuando Kramer, en personaje de Jorge González, imitó a distintos músicos nacionales e internacionales, cerrando con Eddie Vedder, vocalista de Pearl Jam.

Biografía

Stefan Kramer Solé nació el 19 de febrero de 1982 en Santiago, y durante sus primeros años de colegio se hizo conocido por imitar a sus compañeros, profesores y familiares, lo que lo convirtió en número puesto de cuanto acto se hacía.

La primera vez de Kramer en televisión fue en el programa Cuanto vale el show, donde su increíble talento lo llevó a participar de las producciones Noche de Juegos, Cuidad gótica, De Pe a Pa y REC, entre otros programas.

Cabe recordar que su presentación en el Festival de Viña 2008 duró 90 minutos y marcó 66 puntos de rating, algo impensado durante estos días en la televisión local.